miércoles, junio 14, 2006

Index librorum prohibitorum et expurgatorum



¿Miedo o defensa?

La censura de la palabra escrita, en España, la ejercía el propio Santo Oficio, con independencia de la “Congregación del Índice de Roma”.Alfonso de Castro, capellán de Felipe II, decía que si España estaba libre de herejías, se debía al éxito de la prohibición de la literatura herética, al contrario de lo que ocurría en Francia, Italia y sur de Alemania.Antes de existir un Índice, ya se efectuaba en España la quema de libros. En 1490, en Salamanca, se quemaron seis mil volúmenes sobre magia y hechicería. Y en Sevilla, ese mismo año, un gran número de biblias hebreas. Pero entonces, eran hechos puntuales.En el año 1502, salió una ley contra la importación de libros, en especial de Alemania, escritos en castellano, lo que se consideraba ilegal. A partir de 1521 se prohibieron las obras literarias y en 1540 la Inquisición ya tenía su propio Índice extraoficial.Pero la verdadera censura severa comenzó con la “Sanción Pragmática” de 1558, que promulgó la infanta Juana, en ausencia de Felipe II, un año antes de que se promulgara el primer Índice romano.Había castigos severos, incluso de muerte, por posesión de cualquier libro censurado. Este decreto estuvo vigente hasta principios del siglo XIX. Sólo los inquisidores, los obispos, y algunos escogidos para que después pudieran refutar las ideas de los libros prohibidos, podían leerlos.Se prohibieron los libros de los franceses Rousseau, Voltaire, Montesquieu, Diderot, etc. También los de Boccachio, Zuinglio, Hus, Dante, Maquiavelo, Savonarola, Tomás Moro, etcFue impreso un grueso volumen en 1612 con la anotación de los libros prohibidos, titulado: “Index librorum prohibitorum et expurgatorum”. Como continuamente se iban apuntando libros nuevos, los índices cada vez eran mayores, ya que no se excluía ninguno de los anteriores. Tal pasó con los libros de Petrarca, Bacon, Apuleyo. etc.

Curiosamente, en el Índice de 1640, se hizo suprimir una sola frase del Quijote de Cervantes, que decía: “las obras de caridad que se hacen débilmente, no tienen mérito ni valen nada”.Todo ello hizo que el aislamiento cultural de España provocara la exacerbación de la cultura autóctona, y la escasez de estímulos externos llevara al fin del llamado “Siglo de oro”. En ningún otro país había llegado la censura de libros a tal extremo.
Ya no existe este Index, pero los catolicos deberiamos saber opinar mejor sobre las obras contemporaneas que se publican en nuestro planeta. Digo que deberiamos estudiar mejor los signos de los timpos, saber captar la intención de esto o de aquello. Y lo digo porque a veces con nuestro rechazo a obras, que a veces realmente ofenden, lo que hacemos es darle un verdarero tiron comercial, a veces imerecido. Nuestra censura subliminada ha de estar bien fundada y sobre todo bien documentada. Son otro tiempos y otras historias.
  • Realmente merece la pena censurar?
  • Avance o retroceso?
  • Tenemos miedo los católicos o realmente defendemos nuestro patrimonio...?

jueves, junio 08, 2006

«ÁNGELES Y DEMONIOS»

Otro disparate que vende, pero no tanto.
"La secta satánica más antigua y poderosa de la tierra": los Illuminati, una antigua hermandad formada, entre otros, por Galileo Galilei y Bernini. Según revela el propio Dan Brown en una entrevista distribuida por su editorial, "las teorías de conspiración sobre los Illuminati sostienen, entre otras cosas, su infiltración en el Parlamento británico y en el Ministerio de Hacienda estadounidense, sus conexiones secretas con los masones, su afiliación a sectas satánicas ocultas, su plan para establecer un nuevo orden mundial e, incluso, el renacimiento de su antiguo pacto para destruir la Ciudad del Vaticano".

Dan Brown sabe que «El secreto es ley en el Vaticano». Lo que no está sometido al secreto de confesión, cae bajo la llave del secreto canónico. El 'sub secreto pontificio', que reza en multitud de informes de la Curia, obliga bajo pena de excomunión. Las decisiones de la Curia son secretas, asi como sus nombramientos y el manejo de sus finanzas. Hasta hay un Archivo Secreto Vaticano, al que ni los historiadores pueden acceder. Secretos y misterios. Desde las riquezas vaticanas hasta la Papisa Juana, pasando por los más recientes de la sospechosa muerte de Juan Pablo I o del crimen de la Guardia suiza o del escándalo del IOR, el banco vaticano.

Este es el filón del autor que a buen seguro seguira dándonos sorpresas.... Pero ¿Será cierto lo que el desdichado autor nos afirma o bajo el talento de la herejia nuestra Iglesia Catolica quiere hacer desaparecer las dudas? (deja tu opinion en foema de comentario y seguiremnos en contacto)

EL «EVANGELIO DE JUDAS»

¿Un ataque ideológico contra la Iglesia?

No, no tendremos que reescribir los orígenes del Cristianismo; y la fe de los creyentes no irá en crisis por la publicación de un fragmento del así llamado "Evangelio de Judas".
El fuerte olor de dinero ha aleteado enseguida alrededor del papiro emergido en los años Setenta del valle del Nilo, uno de los pocos lugares, junto al desierto de Judea, de donde proviene la biblioteca esénica de Qumràn, dónde la aridez del clima permite la conservación de materiales tan frágiles. Ya no estamos en el tiempo en que pastores beduinos cedían a los mercantes de Jerusalén y del Cairo cántaros llenos de manuscritos a cambio de pocas monedas de plata. Las bibliotecas de las universidades europeas, americanas, australianas, y hasta japonesas, se enfrentan en subastas memorables para adquirir jirones de manuscritos de los primeros siglos cristianos. Como ya es costumbre en casos parecidos, no están claras las vicisitudes comerciales de este "evangelio de Judas", pero parece cierto que el largo rollo ha sido cortado en dos. Una parte es la que se presentó en Washington con el máximo clamor, otra parte habrá quedado custodiada en una caja fuerte: su precio es destinado a multiplicarse, visto el interés con que ha sido acogida la primicia.

Operación económica, digo, pero quizás también ideológica. El Código da Vinci de Dan Brown sólo es el ejemplo más afortunado de un filón que, desde hace algún año atrás, parece un río en plena crecida.


OS DEJO ESTE TEXTO, QUIZAS ACLARE ALGO:

Presidente de la Conferencia Episcopal Chilena

ACERCA DEL EVANGELIO DE JUDAS

Los medios de comunicación social han dado a conocer en estos días la publicación de un antiguo texto manuscrito encontrado en Suiza en 1983, en idioma copto y que correspondería a un supuesto “Evangelio de Judas”. Con la intención de aclarar dudas y responder a muchas interrogantes, resulta interesante y oportuno entregar algunas orientaciones. Nos ayudará una reciente entrevista al P. Thomas D. Williams, Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Regina Apostolorum de Roma y un artículo de opinión del sacerdote chileno P. Samuel Fernández, Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Chile.

I. Evangelios Apócrifos

• El texto pareciera estar fechado entre el siglo IV y el siglo V, es decir, unos 300 ó 400 años después de la vida de Jesús. Es imposible, por lo tanto, que sea Judas su autor directo, sino que puede tratarse de una copia del “Evangelio de Judas”, citado por San Ireneo de Lyon hacia el año 180.
• Fue redactado por la secta gnóstica de los Cainitas y presenta a Judas Iscariote de una manera positiva, como un personaje que sólo obedeció una supuesta orden divina de entregar a Jesús para que pudiera cumplirse la obra de salvación.
• Siempre se supo de la existencia de Evangelios Apócrifos, es decir, no inspirados porque no contienen la verdad acerca de la Revelación de Dios y su deseo de salvación para la humanidad y desde siempre fueron rechazados por el conjunto de la comunidad cristiana porque son incompatibles con la fe.
• La Iglesia nunca ha ocultado o negado la existencia de estos documentos. Al contrario, estos textos han sido publicados y están editados en muchas editoriales a través del mundo entero, como la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) o la Editorial Ciudad Nueva, entre otras.
• Los Evangelios Apócrifos no son reconocidos como inspirados por Dios porque simplemente buscaban satisfacer la curiosidad de algunos, o contenían leyendas fantasiosas respecto a Jesús, o explicaban opiniones particulares de algunos grupos religiosos acerca de Cristo. No buscaban la verdad más profunda sobre Dios y su obra salvadora.
• Algunos de estos Evangelios Apócrifos pertenecen a sectas gnósticas, como la de los Cainitas, cuyo propósito principal era reivindicar figuras del Antiguo y del Nuevo Testamento que cayeron en la maldad, como Caín (que mató a su hermano Abel) y como Judas (que traicionó a Jesús). Los gnósticos pretendían que la salvación se logra sólo por el conocimiento que tengamos de Dios, no por obra del amor y de la misericordia de Dios, que envió a su Hijo Jesús al mundo.

II. Diferencias entre cristianos y gnósticos

• La principal diferencia entre los gnósticos y los cristianos radica en su concepción acerca del origen del mal en el mundo. Los cristianos creemos en un Dios bueno que ha creado un mundo bueno. Los gnósticos creen en un Dios que ha creado el mal y ha creado al mundo de manera desordenada.
• Los cristianos creemos que la maldad nace a partir del mal ejercicio de la libertad con la que Dios nos ha creado, porque Dios siempre respeta nuestra libertad. Los gnósticos afirman que Dios quiere el mal en el mundo y por eso se explica la acción de los hombres malos, como Caín o Judas.
• Dios conoce todas nuestras intenciones, incluso los errores, pecados y decisiones equivocadas. A veces se vale de ellas para obtener un bien en su plan providencial para el hombre.
Asumiendo estas orientaciones y aclaraciones, podemos entender de mejor manera lo que puede representar un texto como el que comentamos y cómo ello no afecta en nada la fe y la doctrina católica. Así, podemos responder algunas otras interrogantes.

III. El drama de Judas

• ¿Cómo podemos entender el papel y la persona de Judas Iscariote? Judas fue, como todos los demás seres humanos, un hombre creado con el atributo de la libertad. No se puede decir que Dios buscó que Judas cayera en el mal y se viera obligado a cumplir un rol histórico ya determinado, como una opción fatalista a la que no podía sustraerse de ninguna manera. No nació con el sello de una condena fatal. Judas usó su libertad para hacer el mal.
• ¿Podemos saber si Judas se salvó o se condenó? La Iglesia, a través de los procesos de beatificación y de canonización de una persona, puede tener la absoluta certeza de la santidad de alguien y de que esa persona goza de la presencia eterna ante Dios, que ha practicado las virtudes cristianas y merece la gloria de Dios y la salvación eterna. Pero no puede tener la certeza absoluta de una condena eterna y de que alguna persona esté en esa condición. Ni siquiera respecto a Judas. Lo que la fe siempre ha manifestado es la inmensa bondad y misericordia de Dios. Sólo Dios conoce el destino de las personas. Cualquier ser humano puede arrepentirse de sus pecados y errores en el último momento de su existencia terrenal. El drama de Judas, más que la gravedad de su pecado en sí, fue su falta de esperanza, el hecho de cerrarse en sí mismo, en vez de reconocer su falta, llorar su pecado y volver al amor de Dios, como lo hizo, por ejemplo, el Apóstol Pedro.
• ¿Por qué despiertan tanto interés temas o libros como el “Evangelio de Judas” u otros similares? La obra musical “Jesucristo Superestrella” y algunos ejemplos de la literatura reciente nos muestran una figura de Judas que podríamos llamar “simpática” o “benevolente” respecto a este personaje. Ello llama la atención y es una invitación a que ese tratamiento de la persona redunde en éxitos mediáticos y comerciales, en una perspectiva sociológica, comunicacional o de la propia psicología humana.

IV. Jesús, Único Salvador de la Historia

• ¿Cuál es la única fuente segura para conocer la obra, las acciones y la enseñanza de Jesús? Sólo los Evangelios son considerados como obras inspiradas por Dios y se les reconoce una autoridad especial. Nos referimos a los textos de Marcos, Mateo, Lucas y Juan. Son libros canónicos, reconocidos por el mismo pueblo fiel desde los inicios del cristianismo y luego por la autoridad de la Iglesia. Su mérito consiste en su antigüedad, en la autoridad de quienes los redactaron y que sus escritos se basan en el testimonio de testigos directos de su obra; testigos de su enseñanza, sus milagros, la condena, la muerte, la sepultura y la misma resurrección de Jesús. Mientras más tardíos sean algunos escritos, más dudosa se vuelve la autenticidad y fidelidad de la transmisión de estos hechos hasta nuestros días. El Nuevo Testamento en su conjunto refleja la plena seguridad en esta autenticidad y fidelidad.
• ¿Por qué la Obra y la Persona de Jesús resultan tan atrayentes, incluso para los que no creen en El? El sensacionalismo y la supuesta revelación de datos que contradicen lo esencial de la fe en Jesucristo ha sido un tema de todos los tiempos, no sólo de ahora. Hoy se habla del “Evangelio de Judas”. Después se hablará de otro texto, de otro descubrimiento o de otras fantasías u opiniones particulares de grupos sectarios. Pero resulta muy significativo y hasta emocionante que la Persona de Jesús, el Redentor y Salvador de la humanidad, sea motivo de una “profunda fascinación”, incluso para aquellos que no creen en Él, lo rechazan o tratan de desprestigiar su figura y su mensaje. Jesús a nadie deja indiferente. Para los que tenemos el don de la fe, es el Único - no hay otro - Salvador de la Historia.
• ¿Qué hemos de hacer los discípulos de Cristo? Renovar nuestra fe y nuestro amor a Jesús Redentor de la humanidad. Profundizar el fundamento histórico de nuestra fe cristiana, para no dejarnos sorprender por falsificadores de todo tipo como ya nos advierte la Santa Escritura: “Tengan cuidado de los falsos profetas” (Mt. 7, 15)

Alejandro Goic Karmelic
Obispo de Rancagua
Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile
(Por encargo del Comité Permanente de la CECh)
Rancagua, Abril 11 de 2006

«CÓDIGO DA VINCI»: MIENTE???

El negocios de la hipocresia

El Código Da Vinci es una novela de ficción anti-católica que está resultando ser un éxito de ventas en todo el mundo. Con más de 30 millones de ejemplares vendidos, traducida a 30 idiomas y con los derechos para la película en manos de Columbia Pictures y el director Ron Howard (con Tom Hanks de protagonista) se trata ya de un acontecimiento propio de la cultura de masas. Los protagonistas se ven envueltos en un thriller de aventura, descifrando la simbología secreta en la pintura de Leonardo Da Vinci.

RESULTADO:

- Jesús no es Dios?
- Jesús tuvo como compañera sexual a María Magdalena?
- libro pseudohistórico sobre la Iglesia?
- Inventó Constantino el cristianismo?

Seguro que conoces la historia... apelo a tu sabiduría para que respondas a estas preguntas que Dan Brown lanza a la asamblea.
Algunos enlaces con sitios web cristianos analizando esta obra: